Por: Eduardo Pertuz.

Apoyando un exitoso proyecto de innovación y emprendimiento sobre las especias, como lo es Spicarium, y a la vez atendiendo una gentil invitación de la familia Osorio Rua, partimos muy temprano para la ciudad de San Juan Nepomuceno, en pleno Montes de María. La misión era conocer de primera mano cómo son los cultivos de Cacao, un fruto muy conocido por sus propiedades medicinales, afrodisíacas y gastronómicas. Dicho fruto data desde antes de la llegada de los españoles a América y muy usada desde la época de los Mayas. Con el Cacao se producen innumerables recetas, la más recomendada es el consumo de su semilla tostada para la elaboración de chocolate casero, sin azúcar; el creciente mercado de especias cada vez con mejor calidad exige llegar hasta donde sea necesario para conseguirla; en los Montes de María apenas se está desarrollando este cultivo del Cacao, toda vez que sirve de apoyo como alternativa sostenible al campesinado de toda esta vasta región. En otras regiones del país dicho cultivo está bastante adelantado y tecnificado.

Después de un suculento desayuno san juanero con el típico machucado nos dirigimos a la zona de Naranjal, región montañosa entre San Juan y San Cayetano, promedio los 400 msnm, afortunadamente íbamos preparados con vehículos todoterreno para sortear las dificultades del camino, pasamos arroyos, caminos escarpados y con lodo hasta llegar a la finca, hermoso lugar donde se aprecia las grandes montañas, amablemente nos guiaron por los senderos del cultivo de cacao y nos explicaron todo lo relacionado a la cosecha y recolección del fruto, todavía falta mucho para que llegue a ser un fruto de primera producción como lo es el también rico aguacate y cultivos de pancoger.

Cocina tradicional de los Montes de María.

Durante el recorrido y con la vista agudizada por la advertencia de “pilas con la Mapaná”, pude apreciar muchos insectos hermosos tal como lo verán en las fotografías que acompañan esta crónica: hongos ocultos en el follaje, matas del típico ají picante, y los palos de Cacao con bellos frutos algunos amarillos listos para su recolección y otros en proceso de maduración. Las ardillas se comen los frutos, y las entiendo, cuando probé el cacao en su forma natural tiene un rico sabor como a guanábana dulce, difícil imaginar que de su semilla se elabora el exquisito chocolate.

En la aventura nos acompañó un joven argentino, Pacho, que fue la sensación de los niños por su acento y el orgullo infantil de conocer por primera vez en sus vidas a un argentino y tomarse la foto con él.

Después del recorrido regresamos otra vez a San Juan, nos esperaba un opíparo sancocho, y de postre las galletas típicas María Luisa, ricas, y para tomar energía de regreso, un rico y calientico chocolate hecho con el cacao de la finca.

“Un turista mira, un viajero vive”

Anónimo.

Cordialmente,

Eduardo Pertuz.

Estampilla_clavo

Cartagena – Bolivar.

(+57) 320 566 3020 - 316 528 5120

Info@spicarium.com.co

Ventas@spicarium.com.co

Términos y condiciones.

¿Necesitas ayuda?
Habla con nosotros