Las semillas de hinojo provienen de la planta Foeniculum vulgare, perteneciente a la familia de las apiáceas (zanahoria, cilantro, comino, perejil, etc.). Se cree que esta planta es nativa del Mediterráneo; hoy en día está naturalizada en todo el mundo.

En el siglo I d.C., el médico romano Dioscórides mencionaba la semilla de hinojo por su propiedad de promover la menstruación y la producción de leche en animales (Albert-Puleo, M., 1979).

En la mitología griega, el hinojo aparece en el mito de Prometeo. Zeus, enojado por el robo del fuego, decide otorgarle a quienes dieron información sobre el robo una planta para evitar la vejez: el hinojo. Así mismo, Prometeo oculta el fuego robado a los dioses en el tallo de una planta de hinojo. El gran dramaturgo de la tragedia griega, Esquilo, relaciona al hinojo con la inmortalidad.



Estas asociaciones antiguas del hinojo se observan en la magia y los encantamientos de la Edad Media en Europa. En un antiguo códice Inglés del siglo X, se menciona al hinojo, junto con otras ocho hierbas, en un hechizo conocido como “encanto de las nueve hierbas”.


En el mundo persa del siglo XI, médicos y eruditos como Avicena y Al-Tabari escribieron sobre las propiedades de las semillas de hinojo en el sakanjabin, una antigua poción griega de Hipócrates elaborada con miel y vinagre, esta se utilizaba para tratar desde resfriados y tos hasta para aliviar la dificultad de respirar y estimular el sistema inmune.

El vocablo griego para hinojo es marathos o marathon. El lugar de la famosa batalla de Maratón, acontecida en el siglo V a.C. en Grecia, quiere decir ‘llanura donde abunda hinojo’.
Las semillas son ricas en fibras, vitaminas (C) y minerales esenciales como calcio, hierro, magnesio, potasio y manganeso. 

Posee propiedades antimicrobianas, ansiolíticas, antioxidantes, antitrombóticas, antiinflamatorias, hepatoprotectoras y neuroprotectoras.

Se utilizan tradicionalmente como carminativo, digestivo, galactogogo (promotor de la lactancia) y diurético. Estudios han demostrado que posee el potencial para ser utilizado en el tratamiento de glaucoma e hipertensión (Rather, M.A. et al., 2012)



Por su contenido en fitoestrógenos, promueve el crecimiento del tejido mamario, de allí su uso tradicional como galactogogo. Así mismo puede ayudar a regular la menstruación, facilitar el parto e incrementar la libido.
Aporta un sabor refrescante y dulce, su sabor se asemeja al regaliz o al anís, por lo que la convierte en una especia muy aromática y buena para condimentar y realzar el sabor de carnes, pastas, verduras, jugos, batidos dietéticos, té, repostería y sopas. Estas semillas se pueden usar enteras o molidas. Queda muy bien si se mezcla con hojas de laurel, kalonji, cardamomo, canela, clavo, cilantro, comino, jengibre, romero y cúrcuma.

El tostado en seco resalta el dulzor de las semillas de hinojo. Por esto son utilizadas en la preparación de encurtidos, sopas y panes. 

En Iraq, se muele junto a las semillas de nigella para condimentar el pan.


En Grecia, las semillas se combinan con queso feta y aceitunas para el pan. En esta región se utilizan las semillas de hinojo junto con las de anís para la preparación de un licor tradicional llamado Ouzo.

En Alemania se utilizan para saborizar el sauerkraut. En Italia se utilizan para el cerdo asado y en la preparación de finocchiona, salami tradicional de Florencia, Toscana.

Es una especia esencial para diversas mezclas de especias orientales, como el Cinco especias chinas. Así como en el garam masala y el panch phoron, empleadas en la preparación de vegetales y legumbres.



Se utilizan en preparaciones dulces. Los indios mascan semillas de hinojo después de la comida para refrescar el aliento y como digestivo, este aperitivo es llamado “mukhwa masala”. 



Junto con el ajenjo, es uno de los principales ingredientes de la absenta, el licor de los poetas y artistas europeos del siglo XIX.
La infusión de semillas de hinojo con bicarbonato de sodio y jarabe se utiliza para expulsar las flatulencias en los bebés. 



En la India, las semillas se mascan para mejorar la vista (Rather, M.A. et al., 2012).

Durante milenios, al igual que las semillas de anís y el fenogreco, se ha utilizado para incrementar la libido, promover la menstruación y la producción de leche materna.

Se utilizan tradicionalmente para la pérdida de peso.

En la India, las semillas de hinojo se utilizan como rasayana en la medicina Ayurveda, estos se utilizan por sus propiedades mejoradoras de la memoria, la inteligencia, entre otros.

En la medicina Unani, se utilizan para tratar diarreas, hemorroides e hinchazones. 

En Oriente se utilizan como antiparasitario y antihelmíntico. Así mismo, las semillas de hinojo se emplean en el tratamiento de dolores de cabeza, locura, gripe, problemas oculares, debilidad de la vista, como tónico cerebral y para la sordera (Saddiqi & Iqbal, 2011).

Presenta notas anisadas y a regaliz. Su sabor es suave, ligeramente dulce y cálido.
Hinojo.
$10.000 COP.

Cartagena – Bolivar.

(+57) 320 566 3020 - 316 528 5120

Info@spicarium.com.co

Ventas@spicarium.com.co

Términos y condiciones.

¿Necesitas ayuda?
Habla con nosotros